Asignatura: Tendencias Contemporáneas de la Educación.
Profesor: Daniel Rodríguez Arenas.
Grado de Primaria.
UCLM. Facultad de Educación de Toledo.

jueves, 18 de noviembre de 2010

LAS GRANDES TRANSFORMACIONES DEL SIGLO XIX


- Transportes y distancias
     A partir de la revolución industrial se inició una serie de transformaciones en las operaciones fabriles, lo que trajo como consecuencia una mayor productividad y eficiencia en la elaboración de productos. Estos productos requerían rápida movilización, resolviéndose con la aplicación de máquinas de vapor a los medios de transportes terrestres y marítimos. La invención de la locomotora utilizando el acero para su construcción y el vapor para moverla hizo que se aumentara la capacidad de carga. George Stephenson fue quien construyó la primera locomotora de vapor en 1814. Anteriormente se fabricó el barco de vapor por Robert Fulton en 1807. Posteriormente, Inglaterra, Alemania y Estados Unidos imitaron el modelo de Robert Fulton creando embarcaciones más poderosas, las cuales tardaban la mitad de tiempo en recorrer las distancias que las naves de vela.
     Los ferrocarriles aparecieron en 1823 por George Stephenson, el cual construyó en Inglaterra la primera línea ferroviaria, extendiéndose en poco tiempo por toda Europa y Estados Unidos.



     Estas transformaciones en los medios de transporte trajeron consigo cambios en las maquinarias de las fábricas. A dichas maquinarias se les adaptaron los avances tecnológicos con el fin de obtener mayor producción, dando lugar a una competencia entre los países más desarrollados.
     Una de las consecuencias de la transformación de los medios de transporte fue la movilidad de la población, ya que se abarataron los costes de los pasajes así como de los objetos y mercaderías. Por lo tanto, las personas se podían desplazar con facilidad a los centros de trabajo para trabajar en la industria, el comercio o en el sector de los servicios, lo que trajo como consecuencia cambios en la distribución de la población. En el siglo XIX las personas se desplazaron hacia las ciudades (principalmente Alemania, Estados Unidos e Inglaterra) con el fin de obtener una mejor calidad de vida.

- El desarrollo industrial y sus efectos: las migraciones internas y el surgimiento de las ciudades modernas
     El auge industrial hizo que numerosas familias tuvieran que desplazarse a las ciudades para poder trabajar como obreros en las fábricas, por lo que tuvieron que abandonar sus trabajos artesanales y manufactureros. El desarrollo industrial trajo con las migraciones una gran concentración de personas, donde las familias vivían amontonadas y carecían de servicios elementales como el agua y el drenaje.

 


     A todas estas consecuencias negativas se sumaba también la falta de escuelas para educar a los niños y las constantes apariciones de epidemias. Además, las personas se veían afectadas por la crisis económica, lo cual les llevaba a emigrar de unas ciudades a otras y a veces de un país a otro.

- Los nuevos productos y las transformaciones de la vida cotidiana
     El surgimiento de la industria trajo consigo la aparición de nuevos productos que antes el hombre no conocía ni consumía, debido a que su producción en serie los abarató tanto que cualquier persona podía conseguirlos a bajo precio. Algunos de los productos que se produjeron fueron: las harinas de trigo, el azúcar, mermeladas, miel, pastas para sopa, frituras, etc.





     También se fabricaron muchos objetos para uso cotidiano en la cocina y en el menaje de casa como por ejemplo, cuchillería, vasos y copas de cristal, estufas, lámparas, etc., así como las prendas de vestir. Las personas podían obtener ropa por un precio accesible, de modo que les salía más barato comprar la ropa de las fábricas que fabricarla ellos mismos.

- La producción en serie e innovaciones en las comunicaciones y los transportes
     Hacia finales del siglo XIX se llevó a cabo la producción en serie, es decir, en la cual cada trabajador sólo realizaba únicamente un paso de dicho proceso (ningún obrero realizaba otra acción distinta de la que le correspondía hacer). Con este tipo de producción se pretendía sacarle a las máquinas su mayor rendimiento.
     Como ya he comentado la revolución industrial dio lugar a un espléndido desarrollo de los transportes, debido a que se necesitaban transportes más rápidos para poder desplazar las mercancías a sus destinos correspondientes. Uno de los transportes que experimentó grandes avances fue el barco de vapor. Además, se inauguró el canal de Suez así como el canal de Panamá con el fin de facilitar el tránsito marítimo entre los distintos continentes.



     La cuna del automóvil es y fue Alemania. Gottlieb Wilhelm Daimler y Carl Friedrich Benz fueron los inventores del automóvil, lo que trajo consigo la revolución de las industrias, en concreto las que se dedicaban a la construcción de carreteras y las que fabricaban caucho para la elaboración de neumáticos. Además, los hermanos Wright hicieron volar satistactoriamente el primer aeroplano.
     Las telecomunicaciones también progresaron en la segunda mitad del siglo XIX, con avances tales como el telégrafo, el teléfono, la transmisión por radio y por telegrama.

- Conclusiones
     Debido a la revolución industrial se produjeron una serie de consecuencias importantes en el siglo XIX. Se produjo el abaratamiento de los productos, y por lo tanto casi todo el mundo tiene acceso a todos los productos.
     La revolución industrial también trae consecuencias negativas como por ejemplo, la ropa ya no te la hacen tus padres, sino que te la compras porque te sale más barato. Además se produce un aumento de residuos, etc.
     Por último, decir que se produce un cambio en la mentalidad debido por ejemplo a la creación del concepto de asalariado, es decir, yo ya no produzco para ganar mi propio dinero, sino que trabajo en fábricas y tengo un sueldo que me paga el jefe.


- Bibliografía

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada